Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las inundaciones en Turquía levantan críticas por la falta de planificación urbanística

Siguen aumentando los muertos por las inundaciones en Turquía. Fuentes gubernamentales han cifrado en 31 el número de fallecidos por las fuertes lluvias torrenciales que han acusado estos días el país. La capital esta siendo la más perjudicada ya que sólo en ella se contabilizan 24 muertos. Además según medios locales, ocho personas se encuentran en paradero desconocido.
Como era de esperar, la catástrofe ha levantado fuertes críticas entre la población turca. La falta de planificación urbanística, la construcción de edificios en zonas inundables y cuencas de desagüe, son las principales quejas en el país. Pero el alcalde de Estambul, Kadir Topbas, ha ido más allá y ha denunciado que los seres humanos, y no la naturaleza, son responsables del desastre.
Y es que el Ministerio de Obras Públicas ha reconocido que las inundaciones han causado graves daños en multitud de edificios e infraestructuras. Pero ha querido explicar que la culpa es compartida, "la impotencia en esta situación es resultado de errores cometidos tanto por los ciudadanos como por la Administración".
Pero ya se han empezado a tomar la primeras medidas y el ministro, Recep Tayip Erdogan, ya anunciado que se ha destinado una partida de emergencia de dos millones de dólares para reparar estos daños. Por otra parte, ante el riesgo de epidemias, los expertos recomiendan no acercarse a las zonas inundadas y que laven todas las pertenencias que hubiesen podido estar en contacto con el agua.