Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos once yihadistas muertos durante una operación iraquí para despejar el desierto de Anbar

Las fuerzas iraquíes han proseguido con su operación para despejar el desierto de la provincia iraquí de Anbar -- donde han arrebatado a Estado Islámico la mayoría de las principales ciudades, como Faluya y Ramadi -- al efectuar en las últimas horas una incursión que ha dejado al menos once yihadistas muertos y dos detenidos.
La operación ha sido llevada a cabo entre el Ejército iraquí, a través de su unidad operativa Yazira, junto a las Fuerzas de Movilización Tribales, según ha confirmado el Ministerio de Defensa en un comunicado recogido por Iraqi News.
"Dos operaciones en dos direcciones distintas", ha precisado el Ministerio. "La primera en dirección a la ciudad de Aná, que ha dejado a los militares a solo tres kilómetros del sitio, y la segunda en la carretera de Rawa, de la que también se han quedado a tres kilómetros", ha indicado.
En la operación "han muerto once milicianos" y han resultado destruidos "tres motocicletas, un vehículo trampa, un taller de bombas y tres pisos francos", y además "unas veintidós bombas han sido desactivadas y dos miembros de Estado Islámico han sido detenidos".
La operación comenzó el martes y ha terminado este pasado jueves.