Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La violencia en Egipto entre los partidarios de Mursi y la policía deja 51 muertos

Al menos 51 personas han muerto y 229 más han resultado heridas en los disturbios entre partidarios del depuesto presidente islamista, Mohamed Mursi, y las fuerzas de seguridad en las manifestaciones convocadas por los islamistas en las principales ciudades de Egipto, según el último balance oficial. Las marchas han sido convocadas coincidiendo con la celebración del aniversario del ataque egipcio-sirio contra Israel de 1973.

Sólo en El Cairo y Giza han muerto 32 personas, hay tres muertos en Beni Suef y otro en Delga, según publica el diario estatal 'Al Ahram' citando a un portavoz del Ministerio de Sanidad, Jaled el Jatib. Las demás muertes, hasta completar las 51, ocurrieron en lugares por el momento no concretados. En los disturbios al menos 423 simpatizantes de Mursi han sido detenidos, según publica la agencia oficial de noticias, MENA.
La Alianza Nacional de Apoyo a la Legitimidad, afín a los Hermanos Musulmanes de Mursi, ha informado de que once de sus seguidores han muerto en los enfrentamientos en la calle Ramsés de El Cairo. Además, ha dado cuenta de marchas con miles de participantes tanto en El Cairo como en otras ciudades.
Precisamente el Partido Justicia y Desarrollo, brazo político de los Hermanos Musulmanes, ha pedido ya una investigación internacional por los "asesinatos" de esta jornada y ha atribuido al jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi y al ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, la "responsabilidad política y penal por la violencia y los intentos de asesinato de este domingo contra los manifestantes pacíficos", según recoge el diario 'Al Masry al Youm'.
El partido islamista insta a las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos de todo el mundo a condenar estos "crímenes" y a tomar medidas para parar esta "sangría".
En la ciudad de Delga ha fallecido un simpatizante de los Hermanos Musulmanes, la formación raíz del expresidente Mursi durante un enfrentamiento con la Policía que ha dejado seis heridos, entre ellos tres policías.
También se tiene constancia de escaramuzas en el barrio alejandrino de Sidi Beshr, así como en las provincias de Ismailia, Beheira y Asuán, en el sur del país. Las manifestaciones a favor del Ejército han destacado en Kafr el Sheij, Port Said, Sohag, Mahalla y Damietta. Por otra parte, la ex candidata presidencial Bothaina Kamel ha denunciado un ataque de seguidores de Mursi contra su vehículo en El Cairo.
Mientras, en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de las movilizaciones populares que culminaron en 2011 con la caída del presidente Hosni Mubarak, miles de personas han celebrado el aniversario del ataque contra Israel y expresado su apoyo al Ejército, respaldo del Gobierno impuesto tras el golpe de Estado del 3 de julio contra Mohamed Mursi.
La plaza está rodeada de efectivos de seguridad, vehículos militares y detectores de metal mientras varios aviones de combate F-16 vigilan la zona desde el aire. También han despegado aviones de vigilancia para supervisar la situación en Alejandría y otras ciudades.
Partidarios y oponentes de los Hermanos Musulmanes anunciaron ayer su intención de salir a las calles durante el aniversario del ataque egipcio contra Israel que desencadenó hace 40 años un conflicto que se prolongó desde el 6 a 25 de octubre, concluyó con una declaración de alto el fuego y culminó con la firma del histórico acuerdo de paz entre ambos países en 1979.