Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las víctimas de los atentados de Boston

Lü Ligzi, Martin Richard y Krystle Campbell, las tres víctimas mortales del atentado de Bostoncuatro.com

Un niño de 8 años, una joven de Boston y una estudiante de origen chino son las tres víctimas mortales del atentado ocurrido durante el maratón de la ciudad. Tres vidas sesgadas sin sentido cuando disfrutaban de un día festivo. Martin, Krystel y Lü Lingzi víctimas de una sin razón de la que se buscan los culpables.

LÜ LINGZI: Ha sido la última víctima en conocerse su identidad, porque su familia quería mantenerla en el anonimato. Pero, según informa el diario Daily Mail, finalmente su padre ha confirmado que su hija es la tercera fallecida. De origen chino, esta estudiante de 23 años, estaba en Boston buscando un futuro mejor, realizaba un curso de postgrado en la universidad y cumplía “su sueño de estudiar en los Estados Unidos”. La joven fue a ver el maratón con dos amigas, que han resultado gravemente heridas
MARTIN RICHARD: El pequeño Martin esperaba en la recta final del maratón, para aplaudir a su padre, con sus hermanos y su madre. Martin vivía en Dorchester, al centro de Boston, y era el hijo del maratonista William Richard, que estaba a punto de llegar a la meta. Era un día radiante para la familia que había corrido hasta la 'meta' para abrazar al padre. Allí estaban los 4: Martin, su hermana, que ha perdido una pierna y la madre, Denise, también herida en la explosión. El otro hermano de Martin, Henry, resultó ileso.
KRYSTLE CAMPBELL: Esta joven, de 29 años y natural de Massachusetts, fue al maratón junto a su amiga Karen, para ver correr al novio de esta. Un cruel error hizo que informaran a la madre de Krystle de que su hija solo estaba herida, pero cuando llegó al Hospital General de Massachusetts y entró en la habitación encontró a Karen, gravemente herida. Entonces un policía le mostró una imagen de su hija informándole de que había fallecido. "Tenemos el corazón roto. Ella era una persona maravillosa. No se podía pedir una mejor hija. No puedo creer que esto haya sucedido, simplemente no tiene ningún sentido", dijo a los medios de comunicación.