Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicefiscal general de EEUU accede a explicar en el Senado el cese de Comey

El vicefiscal general de Estados Unidos, Rod Rosenstein, ha accedido a explicar ante el pleno del Senado la próxima semana las circunstancias que han llevado al cese del director del FBI, James Comey, a la espera de que se concrete el día y la hora exacta de dicha comparecencia.
Un portavoz del líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha confirmado este viernes ante los medios que Rosenstein ha aceptado la invitación extendida para aclarar un despido que ha pillado a muchos por sorpresa, según la CNN. "El pueblo merece respuestas", dijo el jueves Schumer.
El presidente estadounidense, Donald Trump, se agarró el martes a las recomendaciones del Departamento de Justicia para justificar el cese de Comey, a pesar de que en una entrevista posterior ha argumentado que ya tenía previsto el despido desde antes de que así se lo pidiesen el fiscal general, Jeff Sessions, y su 'número dos'.
Rosenstein atribuyó directamente el despido a su gestión de la investigación abierta sobre el uso que la excandidata presidencial Hillary Clinton hizo de los distintos servidores de correo electrónico durante su etapa al frente del Departamento de Estado.
"No entiendo su rechazo a aceptar la evaluación, casi universal, de que estaba equivocado. Casi todos estábamos de acuerdo en que el director cometió graves errores; es uno de los pocos asuntos que une a personas de distintas perspectivas", advirtió Rosenstein en su comunicado.
Entre los reproches contra Comey figuraba que decidiese anunciar en julio de 2016 el cierre de las investigaciones sin ningún tipo de procesamiento, en la medida en que debería haberse limitado a "presentar sus conclusiones a la Fiscalía federal", entonces liderada por Loretta Lynch.
Asimismo, Rosenstein afeó a Comey que, "agravando en su error", se saltase "otro principio" básico: "No organizamos ruedas de prensa para difundir información negativa en relación a una investigación penal rechazada". Este tipo de información puede salir a la luz en el marco de unas pesquisas, pero "nunca de forma gratuita", añadió.
Para el vicefiscal, "el director (del FBI) expuso su versión de los hechos a los medios como si fuesen un caso cerrado, pero sin juicio". En este sentido, afirmó que se trata de "un ejemplo de libro de lo que los fiscales y agentes federales no tienen que hacer".