Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las últimas horas del terrorista de Manchester

Salman Abedi compró la mochila en la que ocultó la bomba, tres días antes del atentado. Lo hizo en un centro comercial, muy cerca del Manchester Arena, y evacuado horas después del ataque. Allí sacó también 250 libras de un cajero automático. En un apartamento de la ciudad británica le sitúan a las siete de la tarde del fatídico lunes. Los investigadores creen que fue aquí donde se fabricó la bomba; los vecinos recuerdan un intenso olor a explosivo. Un explosivo inestable, dificl de manejar, el mismo que se uso en los ataques de París y Bruselas. Abedi se radicalizó en su barrio, un nido yihadista, en el sur de Manchester.  La policía británica ha detenido ya a ocho personas en Reino Unido y dos en Libia, el padre y un hermano del terrorista ... Allí también vive su madre, una científica nuclear, a la que llamó poco antes de perpetrar la matanza.