Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última provocación de Kim Jong-un

Se llama KN14 y es, supuestamente, el primer misil balístico de alcance intercontinental probado con éxito. Corea del Norte saca pecho y asegura que podría llegar a cualquier parte del mundo. Según los expertos, tendría potencia suficiente para recorrer 6700 kilómetros, la distancia que separa Corea del Norte del estado norteamericano de Alaska. Hoy ha recorrido algo más de 900 kilómetros hasta caer en el mar de Japón. Una provocación que ha tenido respuesta del presidente Trump, como no, en Twitter. ¿Este tipo no tiene nada mejor que hacer con su vida?, se preguntaba y confía en que sea China quien haga algún movimiento para que se acabe con este sinsentido de una vez por todas.