Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiroteada al entrar con su familia en una zona de favelas cuando hacía turismo en Brasil

Tiroteada al entrar con su familia en una zona de favelas cuando hacía turismo en BrasilFacebook Eloise Dixon

Eloise Dixon, británica de 46 años, se encontraba con su marido y sus tres hijos de vacaciones en Brasil cuando una confusión les llevó a adentrarse con un vehículo de alquiler en una peligrosa zona de favelas ubicada en las proximidades de la popular zona costera de Angra do Reis, donde hacían turismo. Al llegar, un grupo les instó a marcharse antes de abrir fuego contra ellos. Eloise sufrió dos disparos en el abdomen, pero afortunadamente se encuentra en condición estable en el hospital.

Oriunda de Kent, Reino Unido, Eloise Dixon se encontraba junto a su familia de vacaciones en Brasil cuando accidentalmente en su ruta trazaron el rumbo equivocado. Un rumbo que casi acaba en tragedia.
Según las primeras investigaciones efectuadas por la policía, tal como informa Telegraph, la británica de 46 años circulaba en un coche alquilado junto a su marido y sus tres hijos por la popular zona costera de Angra dos Reis cuando se desviaron para acabar entrando, accidentalmente, en una peligrosa zona de favelas.
Al parecer, tras conducir durante un rato la familia estaba buscando un lugar donde poder comprar agua, y al preguntar a los lugareños se dirigieron a la dirección errónea tras un malentendido por culpa del idioma.
Así, condujeron hasta adentrarse en las favelas, donde un grupo se acercó al coche y les dijo a que salieran de allí antes de abrir fuego.
“Debido a las dificultades con el lenguaje, hubo una confusión. Terminaron yendo a la comunidad de Agua Santa, donde se aproximaron a los criminales. Debido a que no entendieron la orden de marcharse, continuaron y fueron disparados”, explicó Bruno Gilaberte, jefe de la policía local, al diario O Globo.
Así, dos de los disparos alcanzaron el abdomen de Eloise, quien afortunadamente fue hospitalizada y se encuentra en condición estable.
Según afirman los médicos, ha tenido suerte: “La bala viajó a través de su abdomen pero afortunadamente no alcanzó a las arterias principales o los órganos vitales”, informaron.
Por ello, se espera que Eloise se recupere y todo quede en un terrible susto.
Tal como informan las autoridades, hay que tener especial precaución a la hora de circular en las proximidades de este tipo de zonas conflictivas, dada la “imprevisibilidad” de las favelas y su índice de violencia. El propio Ministerio de Exteriores advierte en su web: “Tengan mucho cuidado cuando usen GPS en las ciudades de Brasil, --particularmente en Río de Janeiro--, de que la ruta sugerida no les lleve dentro de una favela”.