Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tribunales brasileños ordenan liberar a 161 presos por deficiencias en la seguridad

Los tribunales del estado de Roraima, en el norte de Brasil, han dictado prisión domiciliaria para 161 presos del Centro de Progresión Penitenciaria en el que cumplían condena en régimen semiabierto. La decisión busca garantizar la seguridad de los internos tras las muertes de decenas de presos en las cárceles brasileñas en los últimos días.
El juez Marcelo Oliveira y la jueza Suelen Alves han justificado la medida por la situación de "emergencia" después de que la propia dirección de la prisión informase de que no era posible "garantizar la seguridad de los presos y funcionarios". Los excarcelados deberán dormir en la prisión y permanecer en sus casas hasta el día 13 de enero, informa el diario brasileño 'O Globo' en su edición digital.
"El Estado tiene el deber de velar por la integridad física y moral de cualquier persona que esté bajo su custodia, en especial de aquellos que están en prisiones estatales", explican los magistrados.
La dirección del penal emitió la advertencia al día siguiente de la muerte de 33 presos en la Penitenciaría Agrícola de Monte Cristo de Roraima, el pasado 6 de enero.