Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal declara culpables a seis acusados de la masacre de Bombay que dejó más de 250 muertos en 1993

Un tribunal especial de India ha hallado culpables este viernes a seis integrantes del sindicato criminal denominado Compañía Dawood por su responsabilidad en la cadena de ataques perpetrados en marzo de 1993 en la ciudad de Bombay, que dejaron 257 muertos y más de 1.400 heridos, según medios nacionales.
Sin embargo, ninguno de los condenados --cuya pena se conocerá el próximo lunes-- ha sido hallado culpable de terrorismo porque la corte ha entendido que los atentados fueron perpetrados como un acto de represalia religiosa tras los gravísimos enfrentamientos que se habían desatado dos meses antes entre hindúes y musulmanes, iniciados cuando una turba de los primeros demolió una histórica mezquita del Islam, y que se saldaron con más de 2.000 fallecidos.
Entre los condenados este viernes se encuentran los considerados como "principales conspiradores" de los ataques, comenzando por Abú Salem, acusado de la distribución de armas, municiones y explosivos. Salem fue detenido en Portugal en 2002 y extraditado tres años después.
Sin embargo, el considerado como líder de la organización y máximo responsable de la masacre, Dawood Ibrahim, sigue en libertad y en paradero desconocido como uno de los hombres más buscados del mundo
Aunque se sospecha que podría estar oculto en Karachi (Pakistán), las perspectivas de capturar a Ibrahim, sin embargo, son aciagas, dada la envergadura de la Dawood Company, uno de los sindicatos criminales más grandes del mundo, con más de 5.000 miembros, y que opera principalmente en Pakistán, India y Emiratos Árabes Unidos.
Uno de los considerados como autor material de los atentados, Yakub Memon, fue ejecutado en julio de 2015. Su hermano mayor y también principal ejecutor de los ataques, Ibrahim Memon --también conocido como 'El Tigre'--, sigue a la fuga.