Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal militar de Camerún rechaza conceder la libertad bajo fianza a 27 activistas angloparlantes

Un tribunal militar de Camerún ha rechazado este miércoles la petición de los activistas de la región angloparlante para ser liberados bajo fianza, argumentando que sus presuntos crímenes son "demasiado graves".
El caso contra los 27 activistas ha sido aplazado hasta el 29 de junio, según ha informado el portal local de noticias Cameroon Info. Tras el anuncio de la decisión, uno de los detenidos, Julius Ndasi, se ha desmayado y ha tenido que ser trasladado a un hospital.
Entre los acusados figuran tres líderes de la comunidad angloparlante de Camerún que fueron imputados por cargos de terrorismo por su papel en las protestas, cargos que rechazaron.
El Ministerio de Administración Territorial y Descentralización prohibió a mediados de enero las actividades de Consorcio de la Sociedad Civil Anglófona de Camerún (CACSC) y del Consejo Nacional del Sur de Camerún (SCNC).
Así, recalcó que ambas organizaciones "quedan prohibidas en la totalidad del territorio nacional", detallando que la prohibición es aplicable a reuniones y manifestaciones convocadas o apoyadas por estas organizaciones.
Horas después fueron detenidos el presidente y el secretario general del CACSC, Barrister Nkongho Felix Agbor-Balla y Fontem Neba, respectivamente. A ellos se sumó posteriormente Mancho Bibixy, un locutor de radio, el tercero de los imputados.
Las protestas en las regiones angloparlantes del país, y especialmente en la localidad de Bamenda, se suceden desde hace meses. El CACSC ha reclamado a la población que no se manifieste ni se enfrente a la Policía, abogando por que permanezcan en sus casas.
La ciudad fue escenario de enfrentamientos entre Policía y manifestantes en noviembre y diciembre, en protestas contra la obligatoriedad del francés en las escuelas y los tribunales.
En los últimos meses ha habido un incremento de las protestas por la decisión del Gobierno de imponer la enseñanza del francés en las zonas de habla inglesa del país.
Asimismo, los abogados estuvieron varios meses en huelga, después de que se les ordenara utilizar el francés en los procedimientos legales.
Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas oficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero. La población angloparlante denuncia estar marginada.