Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de un trabajador humanitario de EEUU secuestrado en Níger pide contactar con sus raptores

La familia de Jeffery Woodke, el trabajador humanitario estadounidense de la ONG Juventud con una Misión (Ywam, por sus siglas en inglés) que fue secuestrado el pasado 14 de octubre en la región de Tahoua, en el oeste de Níger, ha hecho público un mensaje con el que buscan contactar con sus raptores.
"Estamos preparados para hablar con vosotros y trabajar conjuntamente para resolver la situación de manera positiva para todos", ha escrito la esposa de Woodke, en un mensaje recogido por Radio France Internationale (RFI). "Llámenme, por favor, estoy preparada para hablar con vosotros", ha añadido.
Tras su secuestro, en la localidad de Abalak --donde operaba el trabajador--, los secuestradores habrían tomado dirección norte, hacia la frontera con Malí, según indicaron entonces fuentes del Gobierno nigerino. Un día después, el ministro del Interior de Níger, Mohamed Bazum, aseguró que el trabajador había sido trasladado a Malí.
El pasado mes de noviembre, un portal con sede en Londres anunció una solicitud de rescate a cambio de su liberación, mensaje que tanto los familiares como los allegados de Woodke calificaron de "sospechoso".
En el curso del secuestro murieron tanto el guardaespaldas del trabajador como un guardia nacional.
Fuentes locales citadas por RFI aseguran que el estadounidense llevaba trabajando en la localidad de Abalak desde los años noventa, siempre para la misma ONG. Además de estar bien integrado, sabe hablar con fluidez en lengua tuareg.
Bazum apuntó al Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) como responsable del secuestro, agregando que "si no está en manos del grupo, está en manos de gente próxima al mismo".
El MUYAO es una de las milicias islamistas que ocupó el norte de Malí en 2012 tras el levantamiento independentista tuareg del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), y en la actualidad es una de las ramas de la formación terrorista Al Morabitun.
La zona occidental de Níger, cerca de la frontera con Malí, ha sido escenario en los últimos meses de ataques por parte de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), si bien por el momento nadie ha reivindicado el secuestro