Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El autor del tiroteo en Roma no será sometido a un examen psiquiátrico

Luigi Preiti, el parado italiano que este domingo abrió fuego durante la toma de posesión del nuevo Gobierno de Enrico Letta e hirió a dos carabineros, no será sometido a un examen psicológico. Los fiscales, que han escuchado su declaración, consideran que estaba en pleno ejercicio de sus capacidades cuando llevó a cabo sus actos.

El agresor, que se encuentra detenido en la prisión de Rebibbia, no será sometido a dicho examen a petición de la Fiscalía de Roma ya que los dos fiscales encargados del caso creen que estaba lúcido y que su actuación fue más el comportamiento de un "exhibicionista", según informa 'La Repubblica'.
"Preiti es una persona con una fuerte depresión, solo se dio cuenta de la gravedad de la situación durante el interrogatorio, cuando rompió a llorar", ha explicado a la agencia Adnkronos su abogado, Mauro Danielli.
"En ese momento, delante del magistrado, tomó conciencia de lo que había hecho y él mismo se definió como 'un desesperado'", ha añadido.
También ha salido en defensa de Preiti su exmujer, Ivana, que ha asegurado a Tgcom 24 que éste "no es una persona violenta y nunca nos ha hecho daño ni a mí ni al niño". La mujer, que actualmente tiene otra pareja, ha negado igualmente que tuviera problemas mentales, aunque ha dicho no "saber" si tenía una depresión.
"Yo tengo una nueva pareja desde hace años y Luigi estaba contento por ello ya que había otro que cuidaba a su hijo como un padre. El quiere a su hijo", ha asegurado Ivana, confirmando que ha sido el "juego" el "problema que nos ha llevado a la separación".
El niño, de once años, también ha hablado con los periodistas en las puertas de su casa. "Se ha equivocado pero todos le queremos", ha señalado, explicando que "hacía un tiempo que papá no nos llamaba". Según él niño, la última vez que le vio fue el año pasado para su Primera Comunión.
CARABINERO HERIDO
Entretanto, esta mañana se ha publicado un nuevo parte médico sobre el estado del carabinero Giuseppe Giangrande, herido ayer por los disparos de Preiti. "La situación es buena desde el punto de vista general y los parámetros vitales son estables. No han grandes novedades respecto a ayer", ha señalado el director de neurocirugía del Hospital Umberto I de Roma, Antonio Santoro.
"El paciente está sedado, entubado y conectado a un respirador mecánico (...) las condiciones neurológicas no son valorables y el diagnóstico sigue siendo reservado", ha remachado, adelantando que está tarde habrá un nuevo parte médico.
Por su parte, la directora sanitaria del centro, Amalia Alloca, ha afirmado que son "moderadamente optimistas ya que el paciente interactúa en cierto modo". "Las indicaciones apuntan a una reacción", ha añadido, según recoge 'La Repubblica'.