Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren siete personas en un tiroteo en una universidad cristiana de Oakland

Matanza en una universidad católica en Oaklandcuatro.com

La policía ha detenido a una persona, sospechosa de los hechos 

Se trata de un hombre de rasgos asiáticos, de unos 40 años,  antiguo alumno de la universidad

Siete personas han muerto y otras dos han resultado heridas este lunes como consecuencia del tiroteo registrado en una universidad cristiana de Oakland, en California, según un nuevo balance confirmado por la Policía local, que tiene bajo custodia a una persona como sospechosa de estos crimenes.
Un hombre asiático de unos 40 años ha sido detenido como sospechoso, aunque aún no ha sido acusado por el tiroteo, según ha indicado la portavoz de la Policía, Johanna Watson. "Creemos que esta es la persona", ha dicho.
Un equipo de los SWAT, las fuerzas especiales, se desplegó en la universidad en busca de otros posibles sospechosos. "Estamos entrevistando a los testigos para determinar si conocían a esta persona", ha dicho una portavoz policial al referirse al detenido.
La Policía no hará público su nombre o confirmará su relación con las víctimas o la universidad de Oikos por el momento, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.
El sargento Christoper Bolton ha apuntado que un hombre "fue arrestado en una ciudad cercana", según ha recogido esta misma cadena.
El tiroteo se inició alrededor de las 10.30 horas (18.30 horas en la España peninsular), según el profesor de inglés Lucas García. García ha indicado que escuchó seis disparos en una clase de enfermería cercana antes de oír a alguien gritar: "Tiene un arma". En ese momento, evacuó a sus estudiantes del edificio.
La universidad, a la que acude gran parte de la comunidad coreano-estadounidense cristiana de la localidad, ofrece títulos en teología, música, enfermería y medicina asiática, según su página web.