Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tiburón mata a un recolector de vieiras frente a su hija en Tasmania

Tiburón blancoGtresonline

Un tiburón blanco se ha cobrado la vida de un recolector de vieiras que se encontraba buceando junto a su hija por las costas de Tasmania, Australia. En la zona no se había producido un ataque de tiburón desde hace más de 22 años, aunque los avistamientos de escualos han aumentado en las últimas semanas. Cuando unos pescadores trataron de rescatar al hombre, este ya estaba muerto.

Un recolector de vieiras ha fallecido después de haber sido atacado por un tiburón blanco entre las islas de Lachlan y Maria, cerca de la ciudad costera de Triabunna en Tasmania, Australia. El hombre, que rondaba los 40 años de edad, estaba buscando vieiras junto a su hija cuando el ataque se produjo. El último incidente de estas características que ocurrió en la zona fue hace más de 22 años.
"La hija había vuelto al bote, y el padre siguió recolectando más vieiras. Pero él no volvía a la superficie, así que decidió descender para ver si el padre estaba bien. Vió a un tiburón enorme que atacaba a su padre. Subió a la superficie, encendió una bengala e hizo una llamada de emergencia", asegura David Wiss, inspector de la Policía de Tasmania, a la cadena local ABC. Unos pescadores que se encontraban cerca acudieron tras ver la bengala, y sacaron al hombre del agua tirando de su manguera de aire, aunque ya era tarde.
A pesar de ser un lugar poco concurrido por los escualos, en las últimas semanas se han avistado más tiburones por la zona. Danny Smith, un buceador de la zona, asegura que un día antes del fatal incidente, el se cruzó con un tiburón de cinco metros de largo en el mismo lugar y que le siguió hasta la superficie, aunque no sufrió un ataque.