Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los terroristas de Daesh pierden terreno en Siria e Irak

Las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, entraron ayer en la provincia de Al Raaqa, principal feudo del Daesh en Siria, desde la vecina provincia de Hama, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Esta ciudad actuaba de hecho como capital del territorio controlado por los yihadistas en Siria. 
Según la agencia estatal, los soldados de Al Asad, apoyados fuerzas iraníes y por milicias leales al régimen, consiguieron cortar la principal vía de suministros de los terroristas en esa zona tras hacerse con el control de  un cruce de carreteras. En las operaciones abatieron e hirieron a muchos yihadistas.
Al menos 26 yihadistas 9 militares han muertom en los violentos enfrentamientos, en los que participó la aviación del Ejército sirio, apoyada por Rusia.
Pero Estado Islámico se ve acorralado no sólo en Siria sino también en Irak. Allí está a punto de perder totalmente el control de  Faluya que sigue siendo evacuada por los civiles. También puede ceder la ciudad de Mosul, en el norte. El gobierno de Bagdad cuenta aquí con el apoyo de las milicias chiitas y la aviación norteamericana. Sin embargo los yihadistas siguen asesntado duros golpes a la desesperada. En uno de ellos, según su agencia de noticias, habrían logrado alcanzar un puesto de mando de las autoridades iraquíes causando la muerte a 60 militares.