Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El detenido en Bruselas llevaba un falso cinturón de explosivos

Alerta de bomba en un centro comercial en BruselasEFE

Un hombre ha sido arrestado en Bruselas, en las proximidades de un centro comercial, sospechoso de llevar explosivos para cometer un atentado. Los artificieros determinaron que el detenido llevaba un falso cinturón de explosivos y que se trata de un desequilibrado.

La detención se produjo después de que el mismo arrestado avisara a la Policía de que tenía un cinturón de explosivos, que resultó ser falso.
Según ha informado en un comunicado la Fiscalía el sospechoso de 26 años llevaba un cinturón que contenía "sal y galletas".
El hombre llamó en torno a las 05:30 horas llamó a la Policía local para denunciar que había sido "secuestrado" por un vehículo y que después le habían dejado en la calle Neuve, con un cinturón explosivo listo para ser detonado "a distancia" por un tercero.

La Policía se desplazó a la zona y confirmó que el sospechoso llevaba un cinturón aparentemente con explosivos, que resultó ser falso tras ser examinado allí mismo por los artificieros.

Además, la Policía ha encontrado en el barrio de Schaerbeek un vehículo que concuerda con la descripción detallada que ha dado el detenido del coche con el que dijo haber sido secuestrado, por lo que el dueño va a ser interrogado.

El detenido, cuyas iniciales son J.B., ya fue investigado en 2014 por la Fiscalía federal, según han confirmado las autoridades, que no han revelado detalles del caso.

El individuo tiene un historial judicial, que incluye asuntos "ligados a problemas psiquiátricos", y que recientemente había sido investigado tras haber asegurado a la Policía que le habían "incitado" a unirse al grupo terrorista Estado Islámico.

Aquellas declaraciones fueron investigadas y varias personas fueron interrogadas, pero nada de lo indagado permitió confirmar la vinculación con Estado Islámico, ha explicado la Fiscalía de Bruselas.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

Las autoridades han activado un fuerte dispositivo de seguridad tras la amenaza, que ha llevado a cortar el tráfico en parte de la principal vía de circunvalación de Bruselas, varias estaciones de metro y una gran calle comercial y peatonal.

El primer ministro belga, Charles Michel, que se disponía a intervenir en un programa de la radio RTL a las 07:50 horas, ha abandonado el programa precipitadamente al ser informado de la alerta y ha convocado al Centro de Crisis y un Consejo Nacional de Seguridad.

"En estos momentos, la situación está bajo control y las fuerzas de seguridad permanecen extremadamente atentas", ha declarado Michel a la prensa, tras estas reuniones.

Sin embargo, pese a las informaciones de la Fiscalía que confirman que el explosivo era falso, el ministro de Justicia, Koen Geens, ha dicho a la prensa que supone que el sospechoso tiene "vínculos" con Estado Islámico.

La investigación prosigue para "determinar si la acción de J.B. tiene relación con el grupo terrorista o si se trata de una falsa alarma", concluye el comunicado de la Fiscalía de Bruselas.