Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La terrible historia de Katie Wright: Una espinilla casi le cuesta la vida

La terrible historia de Katie Wright: Una espinilla casi le cuesta la vidaFacebook

Katie Wright ha compartido en las redes sociales su historia: después de no lavar la brocha de las cejas, se le infectó el rostro provocándole que se le hinchara la cara, corriendo un grave riesgo para su salud. La infección fue tal que si se hubiera extendido podría haberse quedado ciega. Aunque la joven asegura que es estricta con su higiene, nunca pensó en esterilizar las brochas de maquillaje.

Katie Wright, de Austin, Texas en Estados Unidos, ha contado en las redes sociales los efectos de usar una brocha de maquillaje sin lavar, provocando una infección en la piel que puso en riesgo su vida.
Su rostro se hinchó después de apretar lo que parecía ser una espinilla: “Hace una semana decidí explotar lo que parecía una espinilla gigante que había debajo de la piel porque me estaba doliendo desde hacía mucho tiempo”, cuenta la joven a Mirror.
Cuando fue a urgencias, los médicos le dieron malas noticias: se trataba de una infección y había riesgo de quedarse ciego si se propagaba por los ojos o por el cerebro. Era tan potencialmente mortal que le administraron antibiótica vía intravenosa.
“Soy muy estricta en el lavado de cara, pero nunca pensé que desinfectar la brocha de las cejas”, asegura Katie.