Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un terremoto de 7,2 grados deja 67 muertos en Filipinas

Un terremoto en Filipinas deja decenas de muertoscuatro.com

Al menos 67 personas han muerto como consecuencia del terremoto de magnitud 7,2 en la escala de Richter que ha sacudido la región de las Bisayas Centrales, en el centro de Filipinas, según un nuevo balance procedente de fuentes oficiales.

El seísmo ha causado el derrumbamiento de edificios y de varias iglesias de valor histórico en las islas de Cebú y Bohol, así como la interrupción de los servicios de transporte y del suministro eléctrico y la evacuación de los pacientes de los hospitales. El presidente del país, Benigno Aquino, ha anunciado que visitará el lugar del desastre mañana miércoles y ha declarado ante la prensa que "la mayoría de las infraestructuras estaban obsoletas".
Al menos 57 personas han fallecido por el hundimiento de infraestructuras y por deslizamientos de tierras en Bohol, una isla situada a 630 kilómetros al sur de la capital, Manila, según ha informado el portavoz del Consejo Nacional para la Gestión y la Reducción del Riesgo de Desastres, Rey Balido, durante una rueda de prensa en la sede del Ejército.
Asimismo, ha precisado, nueve personas han perdido la vida en Cebú y otra persona ha perecido en la isla de Siquijor. El balance de víctimas incluye cerca de 170 heridos en las islas de Cebú y Bohol.
El número de fallecidos podría aumentar, según el director provincial de la Policía de Bohol, Dennis Agustin, quien ha informado ante los periodistas de un balance de 67 muertos en once ciudades de esta isla, muchas de las cuales se han quedado sin electricidad y comunicaciones.
Cuatro puentes y carreteras se han hundido y otras muchas son intransitables a causa de los deslizamientos de tierra, lo que ha obligado a las autoridades a declarar el estado de emergencia en Bohol y Cebú.
Según el director de la Agencia Estatal de Sismología, Renato Solidum, el seísmo tuvo una magnitud de 7,2 y se produjo cerca de la localidad de Carmen, en Bohol, a las 8:12 horas (02:12 en la España peninsular).
"Un terremoto de 7 de magnitud libera una energía equivalente a 32 bombas atómicas de Hiroshima", ha explicado en rueda de prensa. "Por comparar, el terremoto de 2010 en Haití tuvo una magnitud 7 y éste ha sido de una magnitud ligeramente superior, 7,2", ha añadido. Según la agencia vulcanológica de país, el hipocentro del seísmo se ha registrado a 56 kilómetros de profundidad.