Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El uso de virus modificados genéticamente puede combatir algunos tipos de cáncer

Célula cancerígena del melanomaEFE

Científicos de Reino Unido han logrado un importante avance en la lucha contra el cáncer. Varios investigadores han confirmado que el uso de virus modificados genéticamente para atacar las células tumorales puede mejorar la esperanza de vida de los pacientes. Además, este descubrimiento abre la puerta a la creación de tratamientos potenciales para el cáncer.

Según informa The Independent, los investigadores del NHS Royal Marsden Hospital y del Instituto de Investigación del Cáncer han confirmado que pacientes con cáncer de piel tratados con el virus del herpes mejoraron su esperanza de vida considerablemente. Algunos enfermos, afectados por una melanoma inoperable, vivieron una media de 20 meses más que los pacientes que no recibieron este tratamiento.
El método, calificado como un hito en la lucha contra el cáncer, ataca las células cancerosas con un virus modificado genéticamente de manera que no puede traspasarse a las células sanas, por lo que se instala en las afectadas por la enfermedad. El virus se multiplica dentro de ellas y las ataca desde el interior.
Al mismo tiempo, otras modificaciones genéticas del virus estimulan la propia respuesta inmune del cuerpo para atacar y destruir los tumores. Las inmunoterapias virales están siendo investigadas para luchar contra el cáncer avanzado de cabeza, cuello, vejiga e hígado.
El responsable del ensayo y profesor de terapias contra el cáncer en el ICR, Kevin Harrington, explica en el citado diario que esperan que el tratamiento pueda estar disponible en el plazo de un año, “esperamos que después de haber trabajado duro durante dos décadas en este campo esto sea el comienzo de algo emocionante”.
"Normalmente podemos pensar en los virus como los enemigos de la humanidad, pero es su propia capacidad de infectar y matar a las células humanas la que hace que estos tratamientos contra el cáncer sean prometedores", afirma Paul Workman, director ejecutivo del ICR.
El estudio, que se publica en la revista Journal of Clinical Oncology, incluyó a 436 pacientes que padecían un agresivo melanoma maligno inoperable. Más del 16% de los pacientes respondieron al tratamiento después de seis meses y algunos siguen haciéndolo tres años después.