Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El temporal de nieve en EEUU obliga a cancelar más de 1.500 vuelos

El temporal de nieve deja totalmente cubierta la localidad de Cambridge, en Massachussets (EEUU)cuatro.com

El temporal de nieve que azota el noreste de Estados Unidos, que podría dejar capas de entre 30 y 60 centímetros en ciudades como Boston o Nueva York, ha obligado a cancelar un total de 1.564 vuelos, de acuerdo con los datos del portal web FlightAware, que se dedica a seguir las incidencias en el tráfico aéreo del país norteamericano.

Las terminales más afectadas son las de Boston, con 292 vuelos cancelados --un 68 por ciento del total de sus servicios-- y las de La Guardia, Newark y John F. Kennedy, estas tres últimas situadas en Nueva York. En estos aeropuertos se han cancelado 252, 140 y 133 vuelos, respectivamente, lo que equivale a la suspensión de entre 23 y 43 por ciento de sus servicios aéreos.
El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) mantiene las alertas de tormenta de nueve para este martes en el centro de la ciudad de Nueva York y en buena parte de Nueva Inglaterra, siendo especialmente grave el caso de la ciudad de Boston, que está sufriendo una de las mayores acumulaciones de nieve de su historia.
Así lo ha explicado su alcalde, Marty Walsh, quien advierte de que Boston "se está quedando sin lugares para poner toda la nieve que se acumula". "Nunca hemos visto esta cantidad de nieve en la ciudad de Boston", ha agregado el mandatario local, en unas declaraciones que publica la cadena estadounidense Univisión.
Entre tanto, las autoridades locales han decidido mantener la alerta y cerrar las escuelas este lunes y martes. Asimismo, se ha pedido a todo el personal no esencial que permanezca en sus casas. Se trata de la tercera gran tormenta de nieve en dos semanas en el noreste de Estados Unidos.