Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se suicida tras recibir burlas por su acento

Se suicida tras recibir burlas por su acentoInformativos Telecinco/ Agencias

Izabella Dix, una adolescente de 14 años, se ha quitado la vida tras muchos años de acoso, burlas y críticas en el colegio. Según su madre, "empezaron a intimidarla por su acento en el momento en el que llegó al colegio. Después los mismos chicos continuaron fuera de la escuela". "No había nota de suicidio, pero tampoco era la primera vez que atentaba contra su vida", asegura la policía

La madre de la joven, Gabbi Dix, encontró el cuerpo de su hija desplomado en el suelo de la habitación tras ahorcarse el día 17 de septiembre. Madre e hija vivieron en Australia durante muchos años hasta que se mudaron al condado de Devon (Inglaterra) con el propósito de acudir al Brixham Community College, lugar donde comenzó a ser acosada, según publica el diario británico 'The Daily Mail'.
Su madre asegura que las críticas que le proferían "hacían de su vida un infierno". "Empezaron a intimidarla por su acento en el momento en el que llegó al colegio. Después los mismos chicos continuaron fuera de la escuela"
"Ella era académicamente muy ambiciosa, consiguió un sobresaliente en inglés y se negaba a llevar faldas cortas como las otras chicas de su edad".
Según las investigaciones, ambas tuvieron una larga conversación el día de su muerte. Hablaron y se abrazaron pero durante la noche algo molestó a la joven, habló con su madre y volvió a la habitación.
La señora Dix acudió a la habitación de su hija el día siguiente, pero encontró bloqueada la cerradura de la puerta. Tras varios intentos llamó a los servicios de emergencias, quienes certificaron la muerte.
Los diarios de Izzy muestran que no era la primera vez que intentaba quitarse la vida, y que su relación de pareja se había acabado. Según un portavoz de la policía "no había nota de suicidio, pero tampoco era la primera vez que atentaba contra su vida".
El día siguiente a la muerte de la chica, un portavoz del centro escolar al que asistía declaró que "cualquier colegio estaría orgulloso de tener a Dix como estudiante".