Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rehén sudafricano muerto en el rescate fallido iba a ser liberado

El rehén sudafricano muerto en el rescate fallidocuatro.com

El profesor sudafricano Pierre Korkie, muerto durante una fallida operación de rescate en Yemen, iba a ser liberado el 8 de diciembre por la red terrorista Al Qaeda, según ha informado la ONG Gift of the Givers, que estaba gestionando su regreso a Sudáfrica.

Korkie y el fotorreportero estadounidense Luke Somers fallecieron el viernes por la noche durante el asalto efectuado por las fuerzas especiales de Estados Unidos contra el lugar donde Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) les tenía bajo cautiverio en la provincia de Shabwa, en el centro de Yemen.
Se desconocen las circunstancias exactas de su muerte: mientras la ONG indica que fallecieron durante el fuego cruzado, fuentes del Ejército estadounidense han informado al 'Wall Street Journal' que fueron ejecutados a sangre fría por un miliciano a los pocos instantes de descubrir al operativo de rescate.
Korkie fue secuestrado junto a su esposa Yolande en mayo de 2013. Ella fue liberada en enero de 2014. "La devastación psicológica causada a Yolande y a su familia estará acentuada por el conocimiento de que Pierre iba a ser liberado mañana (por hoy)", según hizo saber la ONG en un comunicado colgado en su página web a última hora de ayer.
"Todos los preparativos logísticos estaban dispuestos para transporar a Pierre a un lugar seguro fuera de Yemen bajo proyección diplomática antes de reunirle con miembros de su familia en un 'país seguro', volar a Sudáfrica y mandarle a un hospital para ser objeto de la pertinente evaluación médica", según ha hecho saber el director de la organización, Imtiaaz Sooliman.
La liberación se había conseguido gracias a la mediación de líderes tribales de la provincia de Abyan, quienes habían garantizado a la ONG cristiana que el rehén estaría "de vuelta a casa por Navidad", y así se le hizo saber a su esposa Yolande. "No teníamos intención de que lo hiciera de esta manera", ha lamentado Sooliman.