Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sospechoso tunecino se comunicó con Estado Islámico y estaba bajo "el radar" de EEUU

Buscó información en Internet sobre cómo fabricar artefactos explosivos y estaba una lista de prohibición de vuelo en EEUU
Anis Amri, el ciudadano tunecino que está siendo buscado por las fuerzas de seguridad alemanas en relación con el atentado que acabó con la vida de doce personas en un mercadillo navideño de Berlín, estaba bajo "el radar" de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos, buscó información en Internet sobre cómo fabricar artefactos explosivos y se comunicó al menos una vez con el grupo terrorista Estado Islámico por medio de la aplicación de mensajería Telegram, según han informado fuentes estadounidenses al diario 'The New York Times'.
El rotativo norteamericano ha indicado que la identidad del sospechoso tunecino "alarmó inmediatamente a los responsables de Inteligencia desde Europa hasta Washington". Las fuentes estadounidenses consultadas por este diario han asegurado que Amri aparecía en el radar de las agencias de Estados Unidos.
En concreto, el joven tunecino había buscado en Internet información sobre cómo fabricar artefactos explosivos y se había comunicado con Estado Islámico en al menos una ocasión utilizando la aplicación de mensajería Telegram. Amri también estaba en una lista de prohibición de vuelo en Estados Unidos.
Las fuerzas de seguridad alemanas mantienen un amplio operativo para tratar de localizar y detener a Amri y han ofrecido una recompensa de 100.000 euros para quien aporte información que puedan contribuir a su arresto.