Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sospechoso de atentar contra el Dortmund lo hizo para ganar dinero en Bolsa

El sospechoso de atentar contra el Borussia Dortmund hace nueve días no era un islamista. Esta mañana, la policía le ha detenido cuando salía de su casa en el sur de Alemania. El Fiscal ha confirmado que el joven, de 28 años, un alemán de origen ruso, atentó por motivos económico. El mismo día del ataque y tras pedir un crédito apostó 78.000 euros a que las acciones del club, el único alemán que cotiza en Bolsa, se desplomarían. Podría haber ganado hasta cuatro millones de euros. Pero un banco alertó a la policía de la operación, realizada, además, desde el mismo hotel donde estaba concentrado el Dortmund para el partido de la Champions. Dos días antes, el sospechoso reservó una habitación con vistas al lugar del ataque. Por control remoto hizo estallar tres artefactos, falló un cuarto, el más potente. El español Marc Bartra fue el único herido en el ataque.