Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baja la participación en las elecciones francesas respecto de la primera vuelta

Los últimos sondeos sitúan a Macron a 24 puntos de Le PenReuters

El Ministerio del Interior francés ha informado de que la participación a las 5 de la tarde es del 65,3%, cuatro puntos menos que en la primera vuelta. El candidato independiente a la Presidencia francesa Emmanuel Macron continúa siendo el favorito de los franceses en la carrera hacia el Elíseo.

La participación de los franceses en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales es del 65,3% a las 5 de la tarde, según los datos del Ministerio del Interior. En la primera vuelta, dicha participación fue del 69,4%, cuatro puntos por encima.
A esta segunda vuelta electoral han pasado los dos candidatos más votados de las elecciones del 23 de abril, en las que Macron se impuso con el 24,01 por ciento de lo votos. Tras una tumultuosa campaña electoral, los votantes tendrán que decidir este domingo quién será el próximo jefe de Estado de Francia durante los próximos cinco años.
Las últimas encuestas revelan que el exministro de Economía Macron, de 39 años, tiene más probabilidades de hacerse con la victoria en los comicios, lo que lo convertiría en el presidente más joven del país.
'FALTA DE ESPACIO' EN LA SEDE DEL FRENTE NACIONAL
El partido francés de extrema derecha Frente Nacional, cuya candidata Marine Le Pen participa en las elecciones presidenciales de hoy, ha impedido la entrada a varios medios franceses en su sede de París por "falta de espacio", entre ellos el magacín satírico 'Charlie Hebdo' o el portal de contenidos Buzzfeed, lo que ha llevado al diario 'Liberation' a anunciar su boicot al evento en muestra de solidaridad.
"No es la primera vez que el Frente Nacional prohíbe el acceso a sus reuniones a los periodistas o los periódicos y programas de televisión", ha hecho saber el medio a través de una columna firmada por el editor adjunto del medio, Johan Hufnagel, tras conocer que el partido ha negado la acreditación al menos a una decena de medios.
"En solidaridad con nuestros colegas, hemos decidido no ir a la velada organizada por el partido de extrema derecha. Estas medidas antidemocráticas y contrarias a la libertad de información deben cesar, así como la intimidación de los periodistas en las manifestaciones", concluye la nota.
RESPALDO A MACRON
El líder del movimiento ¡En Marcha! llega a su gran cita con el respaldo de la amplia mayoría de la clase política gala --aunque no cuenta con el aval un único y gran partido--, así como el apoyo de numerosos líderes extranjeros, que temen que Le Pen se haga con la Presidencia.
En la votación, considerada la más importante en el país en décadas, se enfrentan dos puntos de vista completamente opuestos sobre Europa y el lugar que Francia ha de ocupar en un contexto internacional.  
Le Pen, líder del Frente Nacional, cerraría las fronteras y abandonaría el euro, mientras que Macron, un centrista independiente que nunca ha ocupado cargos de elección popular, quiere una cooperación más estrecha con Europa y una economía abierta.
El viernes, una encuesta de Elabe para BFM TV y el diario 'L'Express' señalaba que Macron obtendría el 62 por ciento de los votos en la segunda vuelta, en comparación con el 38 por ciento de Le Pen.
Macron cumplió los pronósticos el 23 de abril --primera vuelta de las elecciones presidenciales-- y logró imponerse a la líder del Frente Nacional, que con un 21,30 por ciento logró un simbólico paso a la segunda vuelta, también vaticinada por los sondeos.
El frente anti Le Pen ha sido la nota dominante de estas últimas dos semanas en las que tanto dentro como fuera de Francia ha cundido el temor a que la ultraderecha acceda por primera vez a una Jefatura de Estado europea. 
Una vez finalice la carrera hacia el Elíseo, la atención se centrará inmediatamente en las capacidades del próximo presidente y en los apoyos recibidos por el Parlamento. En cualquier caso, los candidatos han logrado dejar fuera a los partidos tradicionales.
El aspirante de Los Republicanos, François Fillon, ha quedado lastrado por los escándalos. El emergente Jean-Luc Mélenchon, que ocupó la cuarta plaza y superó al socialista Benoît Hamon, tampoco logró pasar a la segunda vuelta.
Tanto Fillon como Hamon han pedido el voto para Macron con tal de frenar a Le Pen, mientras que Mélenchon ha esquivado la consigna argumentando que no es ningún "gurú" de sus seguidores.