Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sonda Maven de la NASA entra con éxito en la órbita de Marte

sonda Maven, NASA, Marte, órbita de Marte, planeta rojocuatro.com

La sonda Maven (Misión de la Evolución Atmosférica y Volátil de Marte) de la NASA ha logrado entrar con éxito en la órbita de Marte tras un viaje de 10 meses y 442.000 kilómetros, según han confirmado los directores de la Misión. La sonda espacial será la primera en 'bucear' por la parte superior tenue de la atmósfera del planeta, lo que permitirá aumentar los conocimientos sobre la historia del clima marciano, la presencia de agua líquida y la habitabilidad planetaria por los microbios.

"Felicidades, Maven se encuentra ahora en la órbita de Marte", ha informado la agencia espacial estadounidense a través de su página web. En el centro de operaciones de la misión, cerca de la ciudad de Denver (Estados Unidos), la noticia se ha recibido entre aplausos.
La sonda espacial --del tamaño de un autobús-- ejecutó un encendido del motor crucial una vez situada en las cercanías del planeta rojo para llevar a cabo la maniobra de inserción, que duró algo más de los 33 minutos esperados.
Este hito marca la culminación de 11 años de concepto y desarrollo de Maven, que, una vez ha conseguido llegar a su destino, se prepara para la fase científica de la misión, que investigará Marte como ninguna otra nave anteriormente.
"Somos la primera misión dedicada a la observación de la atmósfera superior del planeta rojo y cómo interactúa con el Sol y el viento solar", detalló tras el lanzamiento de Maven --hace ya once meses-- el investigador principal, Bruce Jakosky.
Estas observaciones ayudarán a los científicos a determinar la cantidad de gas de la atmósfera de Marte que se ha perdido en el espacio a lo largo del tiempo y si el planeta ha impulsado esa pérdida.
Además, a lo largo del proyecto, el equipo realizará seis maniobras para mover la nave dentro de la órbita, lo que permitirá obtener una imágen del planeta como "nunca antes se había visto", según apuntó Jakosky.
La sonda de la NASA será la primera en 'bucear' por la parte superior tenue de la atmósfera del planeta, lo que permitirá aumentar los conocimientos sobre la historia del clima marciano, la presencia de agua líquida y la habitabilidad planetaria por los microbios. Esta misión ha tenido un coste total de 671 millones de euros.