Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un soldado filipino muerto en una redada contra milicianos vinculados a Estado Islámico

Un policía ha muerto y cinco soldados han resultado heridos en una operación en Marawi, una localidad de la isla filipina de Mindanao, contra milicianos del grupo Maute, vinculado a Estado Islámico, según han informado los medios locales.
El jefe del Estado Mayor del Ejército, general Eduardo Ano, ha indicado que el choque se ha producido cuando policías y soldados han registrado una casa este martes por la tarde en la que se creía que estaba escondido Isnilon Hapilon, el líder del grupo islamista y por el que el Departamento de Estado norteamericano ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.
Los enfrentamientos se han prolongado durante toda la tarde y la noche y, según Ano, al que cita la cadena ABS-CBN, en ellos están participando unos 50 milicianos.
Residentes de Marawi han colgado fotos en las redes sociales en las que se ve a milicianos deambulando por las calles de Basak, uno de los barrios de la localidad, e incluso en alguna se puede ver una bandera negra y blanca de Estado Islámico.
El portavoz del Ejército, general de brigada Restituto Padilla, ha confirmado que el enfrentamiento continúa en Basak. "Tenemos tropas y fuerzas suficientes en el terreno así como el material adecuado para apoyar a nuestros efectivos", ha asegurado al portal GMA. "Instamos a los residentes en estas zonas a que mantengan la calma y se queden en sus casas o se marchen hacia zonas seguras si todavía pueden", ha añadido Padilla.