Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño sobrevive tras pasar una noche a la intemperie a siete grados bajo cero

Son horas muy críticas para Adam, niño polaco de dos años, que se recupera en un el hospital de Cracovia de una hipotermia. El pequeño fue encontrado en estado de semicongelación en un bosque cercano a su casa. Adam, que ya había experimentado varios episodios de sonambulismo, salió de casa de madrugada sin llamar la atención de su abuela que lo cuidaba. Pasó la noche a la intemperie a siete grados bajo cero. Fue encontrado por un policía y llegó al hospital con una temperatura corporal de doce grados. Aunque todavía permanece conectado a un respirador,el pequeño ha abierto los ojos y mueve las manos. Los médicos confían en que se recuperará.