Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mujer tiroteada en el Capitolio tenia una historia de enfermedades mentales

La mujer que ha intentado sobrepasar la zona de seguridad del Capitolio con su coche ha muerto al ser abatida a tiros por la Policía, según ha informado la portavoz del cuerpo de seguridad, Cathy Lanier. Miriam Carey, de 34 años, tenía una historia de enfermedades mentales y su madre asegura que sufría depresión postparto.

Según informa el diario Daily Mail, la mujer que sobrepasó la zona de seguridad del capitolio es Miriam Carey, una higienista dental de 34 años que, según han informado las autoridades, sufría una historia de enfermedades mentales.
Su madre, además, ha explicado a los medios de comunicación que la joven sufría depresión postparto desde agosto de 2012, cuando nació su hija.
La portavoz del cuerpo de seguridad, Cathy Lanier, ha confirmado en una rueda de prensa ofrecida frente al Capitolio que "la sospechosa ha sido alcanzada por los disparos y ha sido declarada muerta".
Una fuente de Inteligencia ha revelado que todo ha comenzado cuando la mujer se ha enzarzado en una discusión verbal con los policías de un puesto de control ubicado en los alrededores de la Casa Blanca y, al verse acosada, ha huido en dirección al Capitolio.
UN POLICÍA ATROPELLADO
Entonces, se ha iniciado una persecución policial en la que se han escuchado decenas de disparos. En el marco de la misma, la mujer ha atropellado a un policía de 23 años de edad que ha tenido que ser ingresado, pero que está fuera de peligro.
Los policías han conseguido rodearla en las inmediaciones del Capitolio y se han acercado a ella "con las armas en la mano", según varios testigos, pero la mujer ha vuelto a escaparse, dando lugar a otra persecución policial.
En su intento de huir de las fuerzas de seguridad, la mujer ha estrellado su coche, con lo que las patrullas policiales finalmente han conseguido llegar hasta ella y, de acuerdo con estos testigos, la han disparado.
En este contexto, las fuerzas de seguridad han ordenado evacuar la zona y las sesiones en la Cámara de Representantes y en el Senado se han suspendido. A los legisladores se les ha ordenado permanecer lejos de las ventanas.
Las autoridades estadounidenses han descartado que este suceso, que ha desatado el pánico durante más de una hora en esta emblemática zona de Washington, tenga carácter terrorista, aunque todavía se desconocen los motivos.