Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados a ocho años de prisión por matar a su hija al dejar que tomara metadona

Sentenciados a ocho años de prisión los padres que dieron metadona a su hijacuatro.com

Los padres de la niña de dos años que falleció a causa de ingerir metadona han sido condenados a ocho años de prisión. Barry Jones, de 42 años, y Michelle King, de 30 años, han sido declarados culpables de un homicidio involuntario por el juzgado de Blackpool, Reino Unido.

Los padres de la menor de dos años que falleció por haber tomado metadona, lo cual le provocó un infarto, han sido condenados a ocho años de prisión. Barry Jones, de 42 años, y Michelle King, de 30 años, han sido declarados culpables de homicidio involuntario por el juzgado de Blackpool, Reino Unido.
La magistrada asegura que la pareja ponía por encima de su hija a las drogas, haciendo que esta estuviera expuesta a heroína o cocaína en su vivienda. Las autoridades aseguran que la metadona que tomó la menor estaba en un lugar accesible para la pequeña, junto a una gran cantidad de botes de zumos de fruta, además de otra cantidad de metadona que se encontraba en una papelera. El fármaco estaba guardado en un bote de dibujos animados similares a los que usan regularmente los niños.
La pareja podría haber estado ganando 300 libras mensuales vendiendo metadona a otros adictos a las drogas, la cual estaba prescrita para King con el objetivo de tratarse de su adicción. La jueza Justice Carr asegura que es "difícil cometer una negligencia de mayor calibre". La muerte de la pequeña se achaca a la vida caótica de Jones y King y el frecuente consumo de drogras por parte de la pareja, sentenció el juzgado.