Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Doce horas y 52 minutos hablando en el Senado

En Estados Unidos, récord histórico de un discurso en el Senado. Casi trece horas ha durado la invertención del republicano Rand Paul. Tiempo en el que ha comido alguna chocolatina y bebido algo de agua, pero no ha ido ni al baño. Trataba así de boicotear el nombramiento del nuevo director de la CIA, aunque ha sido un intento fallido. Tras doce horas y 52 minutos, el congresista terminaba con su protesta para atender otras necesidades más humanas.