Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El piloto que secuestró un helicóptero llama a "restablecer el constitucional" y pide la renuncia de Maduro

El piloto del helicóptero que este martes ha llevado lo que Nicolás Maduro ha calificado como un "ataque terrorista contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la capital de Venezuela, Caracas, ha asegurado que ha actuado para "restablecer el orden constitucional" en el país y ha exigido la renuncia del presidente y la convocatoria de nuevas elecciones.
Óscar Pérez, que en su cuenta de Instagram se presenta como investigador del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CIPC) y piloto de aeronaves, ha colgado una serie de vídeos en esta red social en los que lee un comunicado reivindicando el acto, que ha definido de "despliegue aéreo-terrestre".
"Queridos hermanos, les hablamos en representación del Estado", ha comenzado Pérez en su comunicado, leído en cinco cortes de un minuto de duración cada uno. El piloto se ha presentado como integrante de una "coalición" de "funcionarios militares, policiales y civiles" que buscan "el equilibrio" y que están "en contra de este Gobierno transitorio y criminal".
Pérez ha asegurado que ninguno pertenece a ninguna formación ni tiene ninguna "tendencia político-partidista", sino que son "nacionalistas, patriotas e institucionalistas" en lucha contra la "impunidad impuesta", contra un "gobierno nefasto" y contra la "tiranía".
El piloto ha subrayado que no se trata de ningún tipo de "venganza", sino que es una medida que han tomado por "justicia" y "conciencia". "Usamos esta distinción con el color de la verdad y de Jesucristo que nos acompaña", ha indicado, antes de hacer un llamamiento a todos los venezolanos a que se sumen a su lucha en las calles para recuperar la "amada Venezuela".
"En éste día estamos realizando un despliegue aéreo-terrestre con el único fin de devolver el poder al pueblo democrático, y así cumplir y hacer cumplir las leyes, para restablecer el orden constitucional", ha afirmado.
El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, informó previamente del robo de un helicóptero del CIPC que habría sobrevolado cerca del Palacio de Miraflores portando una pancarta en la que se podía leer '350 Libertad', tal y como ha recogido el diario 'El Nacional' y se ha podido ver en varias imágenes publicadas en las redes sociales.
López ha defendido que su acto es una forma de adhesión a los artículos 333 y 350 de la Constitución venezolana. En concreto, el artículo 350 --al que hace referencia la pancarta que portaba el helicóptero-- prevé que el pueblo venezolano, "fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los Derechos Humanos".
"Desarticulemos a los paramilitares y devolvamos la paz al pueblo de Bolívar", ha pedido. Asimismo y para concluir, ha exigido que "de manera inmediata" Maduro presente su renuncia junto a su "tren ministerial" y se convoquen elecciones generales.
"Tenemos dos opciones ser juzgados el día de mañana por nuestras conciencias y el pueblo, o a partir de hoy librarnos de este Gobierno corrupto. Somos guerreros de Dios y nuestra misión es vivir al servicio del pueblo", ha concluido.
"ATAQUE TERRORISTA"
El propio presidente denunció el acto calificándolo de "ataque terrorista" y del que ha responsabilizado a un grupo armado financiado por la oposición venezolana.
"Condeno este ataque terrorista", ha señalado el mandatario, exigiendo, además, que la principal coalición de la oposición del país, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), condene también el ataque "eminentemente golpista".
Maduro ha explicado que durante el ataque, el piloto del helicóptero "lanzó unas granadas", una de las cuales no llegó a explotar. "Había en el TSJ una actividad social (y el ataque) pudiera haber ocasionado varias decenas de muertos o heridos. (Podría haber sido) una tragedia", ha asegurado, en un mensaje difundido en sus redes sociales.
Después de haber disparado "desde el helicóptero contra oficinas del Supremo", la nave habría sobrevolado sobre el edificio del Ministerio de Interior. "Inmediatamente se activó todo el plan de detección y defensa aérea", ha señalado.
"Este es el tipo de escalada armada que he venido denunciando", ha recordado, antes de defender su decisión de activar el protocolo de defensa aérea "para defender el derecho a la tranquilidad". "Y tengan la seguridad de que más temprano que tarde vamos a capturar el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista armado contra las instituciones del país", ha prometido.
Si bien la investigación todavía está "en pleno desarrollo", Maduro ha señalado que las primeras informaciones apuntan a un piloto del exministro de Interior, Justicia y Paz Miguel Rodríguez Torres, acusado de haber sido informante para la CIA.
"¿Esta es la democracia que ustedes quieren? ¿Esta se puede llamar una acción de protesta?", ha preguntado el presidente venezolano. "Nosotros tenemos que garantizar, llueve, truene o relampaguee, que este pueblo de manera libre elija la Asamblea Nacional Constituyente como gran poder del país", ha apuntado.