Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las secuelas del policía que plantó cara a los terroristas de Londres

Wayne Marquesfue el primer agente que se enfrentó a los tres yihadistas del puente de Londres. Recibió tres puñaladas: una en la cabeza, que le hizo perder la visión de un ojo, otra en la pierna y la tercera, en una mano. El policía británico acababa de empezar su turno aquella noche del 3 de junio. Patrullaba con otro policía cerca del puente de Londres cuando escuchó gritos. Pensó que era una pelea. Pero cuando se acercó vio a los tres terroristas atacando a las víctimas. Armado solo con una porra, no se lo pensó y se lanzó a por ellos. La pelea, calcula, duró unos 90 segundos. Lo siguiente que recuerda es ya en el hospital. Ahora acaba de recibir el alta, tras varias operaciones. Ha recuperado la vista pero todavía no puede andar. Los tres yihadistas fueron finalmente abatidos por otros agentes. Acabaron con la vida de ocho personas, entre ellas, del español Ignacio Echeverría.