Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joven salvadoreña a la que prohibieron abortar salva la vida gracias a una cesárea

Beatriz, la joven salvadoreña a la que prohibieron aborta a pesar de la grave malformación de su bebé, ha logrado salvar su vida. La presión internacional llevó a buscar la solución de interrumpir su embarazo sin practicarle un aborto. La joven, de 22 años y enferma, ha dado a luz mediante una cesárea al bebé, que nació sin cerebro, y que no ha logrado sobrevivir más que 5 horas.

La cesárea fue la salida para que evitar que la joven Beatriz (nombre utilizado para proteger su identidad) incumpliera las rígidas leyes antiaborto del país centroamericano en un polémico caso en el que intervino la semana pasada la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
La Corte, con sede en Costa Rica, instó la semana pasada al gobierno salvadoreño a proteger la vida de la muchacha de 22 años, quien padece de lupus e insuficiencia renal.
La intervención de la Corte ocurrió un día después de la Corte Suprema de Justicia del país falló en contra de un recurso de amparo interpuesto por Beatriz, que tenía un embarazo de 27 semanas.
La pequeña carecía de cerebro y solo ha logrado mantenerse con vida cinco horas. La joven se encuentra bien y se espera una evolución favorable de su salud en las próximas horas.