Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De rockera a mujer de un terrorista, Sally Jones ansía ahora huir del ‘califato’

Con el Estado Islámico acorralado en los feudos del autoproclamado ‘califato’, después de la caída de Mosul le llegará el turno a Raqa; la ciudad siria de la que ahora quieren salir aquellos occidentales que abrazaron el yihadismo.

Es el caso de Sally Jones, que dejó el rock para ser la mujer de un terrorista del Estado Islámico en Siria, pero ahora reconoce su nefasto error.
“Lloraba porque quiere volver a Reino Unido, pero el califato no se lo permite porque es la mujer de un combatiente”, cuenta una mujer que habló con la arrepentida antes de llegar a un campamento kurdo huyendo de la ofensiva de Raqa.

Quien fuese marido de Sally, el también británico Abu Hussain Al Britani, –como se hizo llamar–, se encargaba de la propaganda en Internet y murió alcanzado por un dron estadounidense en el 2015.

Por su parte, su hijo de 12 años habría sido participante forzoso de atroces asesinatos.

Muchas extranjeras, dice la mujer con la que Sally habló, ansían la caída del califato para volver a casa.