Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro Erdogan gana las elecciones presidenciales en Turquía

Erdogancuatro.com

El primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, ha ganado este domingo las primeras elecciones presidenciales de Turquía, directamente en la primera vuelta, según ha informado la Junta Electoral Suprema (YSK) con un 99 por ciento de los votos escrutados.

   "Los resultados provisionales dan la mayoría de votos válidos a Erdogan", ha dicho el presidente del YSK, Sadi Guven, en una rueda de prensa. "Mañana entregaré las cifras. Hemos recibido más de el 99 por ciento de los votos. Mañana anunciaré los resultados provisionales", ha añadido.
   En una brevísima comparecencia, Erdogan ha declarado que "el país ha demostrado su voluntad" en estas elecciones. "Seguiremos sirviendo a nuestra nación para mejorar nuestra democracia", ha hecho saber en declaraciones recogidas por el diario 'Hurriyet'. El primer ministro ha anunciado que hará una declaración formal una vez se haya completado el recuento de votos.
   De momento, los resultados oficiales con un 98 por ciento de los votos escrutados dan al primer ministro un 51.85 por ciento, muy por delante de sus dos rivales de votación, el representante del Partido Popular Republicano y el Partido Movimiento Nacionalista, Ekmeleddin Ihsanoglu, (38,43 por ciento) y el candidato kurdo Selahatin Demirtas (9,72 por ciento).
   Minutos antes de que la Junta hiciera oficiales los resultados, Ishanoglu ha comparecido para felicitar a Erdogan por su triunfo en las urnas. "Le deseo lo mejor", ha declarado el candidato en unos breves comentarios.
   Unos 53 millones de personas estaban llamados a las urnas para votar, por primera vez, a su presidente. Los comicios, en términos generales, han contado con la aprobación de los observadores internacionales pero también han sido el objeto de las críticas de los observadores debido a los vacíos legales y problemas organizativos, entre otros, la impresión 20 millones de papeletas más de las necesarias.