Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los republicanos amenazan con una ofensiva contra la ONU desde el Congreso de EEUU

Legisladores republicanos han amenazado con lanzar una ofensiva contra Naciones Unidas desde el Congreso de Estados Unidos para evidenciar su apoyo a Israel, después de que el Gobierno de Barack Obama se abstuviera en una votación del Consejo de Seguridad contra los asentamientos israelíes, favoreciendo así la aprobación de la misma.
"Naciones Unidas lamentará esta votación", ha dicho el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham a través de un comunicado. "Anticipo que esta votación generará una respuesta del Congreso de Estados Unidos contra la ONU", ha sostenido.
Graham había avanzado en una nota previa a la votación que, de aprobarse, haría lo posible para que los fondos que Estados Unidos da a la ONU --que suponen el 22 por ciento del presupuesto de Naciones Unidas-- y a los países que la han apoyado se suspendan o reduzcan.
"Haré todo lo que esté en mi poder, trabajando con la nueva Administración y el Congreso, para que no quede ninguna duda sobre con quién está Estados Unidos en lo que se refiere al proceso de paz (...), con la única democracia real de Oriente Próximo: Israel", ha afirmado.
Graham ha acusado al presidente saliente, Barack Obama, y a su secretario de Estado, John Kerry, de pasar de una política exterior "inocente y boba" a una "absolutamente imprudente". "Con esta abstención han empoderado el mal", ha denunciado. "Con amigos como este, Israel no necesita enemigos", ha lamentado.
Graham ya ha recibido el apoyo de varios de sus colegas en la sede legislativa. "El mundo debe saber que el Congreso de Estados Unidos está claramente con Israel", ha escrito en Twitter el también senador Ted Cruz, ex precandidato republicano.
John McCain, presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, ha lamentado "este vergonzoso capítulo en la bizarra historia antiisraelí de Naciones Unidas". "La abstención de Estados Unidos nos hace cómplices de este atroz ataque", ha advertido.
Además, McCain, un gran conocedor de la política exterior de Estados Unidos, ha alertado de que "esta resolución enfermiza" será otro obstáculo en el proceso de paz entre israelíes y palestinos porque "alienta a los enemigos de Israel".
"Esto es absolutamente vergonzoso", ha dicho, por su parte, el jefe de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. "Este voto es un golpe a la paz que sienta un peligroso precedente para nuevos esfuerzos diplomáticos con el fin de demonizar a Israel", ha afirmado, al tiempo que ha prometido trabajar para "revertir el daño" y restaurar los lazos con Israel.