Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 13 años, sus padres la entregaron como 'suicida' a Boko Haram

Una niña de 13 años detenida este mes por la Policía de Nigeria con un chaleco explosivo ha contado públicamente que fueron sus padres quienes la entregaron a la milicia islamista Boko Haram, que la utilizó en un atentado con la promesa de gloria eterna.

La menor fue detenida el 10 de diciembre en Kano después un atentado que causó al menos cuatro víctimas mortales y que, según la Policía, fue perpetrado por otras dos jóvenes. Inicialmente, la niña llegó herida al hospital y fue allí donde las autoridades constataron que también ella portaba explosivos.
Ahora ha hablado ante los medios acompañada por la Policía para relatar cómo terminó al servicio de los intereses de Boko Haram. Fueron sus propios padres quienes la entregaron a los milicianos en un bosque cercano a la localidad de Gidan Zana, en el estado de Kano, informa la cadena BBC.
Una vez con los terroristas, "me dijeron, ¿puedes hacerlo? Yo dije 'no'", ha contado públicamente, al recordar una conversación en la que los miembros de Boko Haram le llegaron a decir: "Irás al cielo si lo haces".
Sin embargo, ante las reticencias de la joven, los milicianos recurrieron a amenazas. "Me dijeron que me dispararían o me meterían en una mazmorra", ha dicho la menor, que ha insistido en que "nunca" tuvo "intención" de llevar a término los planes terroristas impulsados por su propia familia.
El comisario de la Policía de Kano, Adenrele Shinaba, ha asegurado que con estas informaciones las autoridades quieren descartar que el ataque se debiese a un conflicto entre tribus y no a la actividad de la secta islamista, responsable de más de 2.000 asesinatos sólo este año.