Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU cifra en 280.000 los palestinos refugiados en sus instalaciones en Gaza

Niños jugando en un campo de refugiados palestinosReuters

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) ha indicado que el número de personas que se encuentran refugiadas en sus instalaciones en la Franja de Gaza ha ascendido a 280.000, lo que ha descrito de "cifra sin precedentes".

El organismo ha señalado que "la ansiedad y el estrés provocados por los continuos bombardeos, por la perdida de seres queridos y de viviendas, así como la falta de perspectivas en general sobre la vida en Gaza, contribuyen a incrementar las tensiones en los refugios masificados".
Asimismo, ha cifrado en 2.030 el número de palestinos muertos desde el inicio de la ofensiva militar contra el enclave, recalcando que, según sus cálculos, el 71 por ciento de las víctimas mortales son civiles, entre ellos 475 menores de edad.
En su comunicado, ha resaltado que, a pesar de la reanudación de las actividades militares por parte de Israel, la agencia "continúa realizando labores básicas de emergencia", si bien ha dicho que "se ha paralizado o reducido al mínimo el trabajo del personal sobre el terreno".
"Con la reanudación de los bombardeos, cuatro de los doce centros de distribución de asistencia se cerraron el miércoles, lo que afecta al suministro de comida que está realizando esta agencia junto con el Programa Mundial de Alimentos (PAM)", ha detallado.
"Ese día sólo el 39 por ciento de las raciones previstas pudieron entregarse a familias muy necesitadas", ha subrayado.
Las autoridades palestinas cifran en más de 2.070 los muertos y en más de 10.300 lo heridos desde el inicio de la ofensiva militar, reanudada el martes tras el fracaso de las conversaciones en El Cairo, del que israelíes y palestinos se han acusado mutuamente.