Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nuevos rectores del Consejo Electoral de Venezuela toman posesión en medio de la polémica

Los dos nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), que han sido designados por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra el criterio de la Asamblea Nacional, han tomado posesión este miércoles, a pesar del conflicto entre ambas instituciones.
Elizabeth Hernández y Tania D' Amelio Cardiet han renovado su mandato como rectoras principales, mientras que Andrés Eloy Brito Denis e Iván Zerpa Guerrero han jurado como suplentes de la primera de ellas, en una ceremonia celebrada en el TSJ.
"Los magistrados que conforman el TSJ reiteramos a los ciudadanos designados nuestras felicitaciones y auguramos que será exitosa esa gestión que van a realizar", ha dicho la presidenta del alto tribunal, Gladys Gutiérrez, según informa 'El Universal'.
La designación de los nuevos rectores, que estarán en el cargo hasta 2022, correspondía en realidad a la Asamblea Nacional, pero la ha hecho el TSJ porque la sede legislativa está en desacato desde el pasado verano por no expulsar a tres diputados acusados de compra de votos.
El TSJ ha esgrimido que es una "medida indispensable por haber expirado el período constitucional" de los rectores salientes y ante la "falta de diligencia en el trámite de la designación respectiva, aunado a que el órgano parlamentario nacional se encuentra en desacato al Poder Judicial, lo que determina la nulidad de todas sus actuaciones".
La Mesa de Unidad Democrática (MUD) se hizo con el control de la Asamblea Nacional en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015. Ganó 112 escaños pero los tribunales venezolanos cuestionaron su victoria en las circunscripciones indígenas, lo que la hizo perder tres asientos.
El Parlamento ha estado en desacato por la negativa de la MUD a echar a estos tres diputados. En los últimos meses han abandonado el escaño pero la oposición reclama que la Justicia cierre de una vez el litigio, como parte del acuerdo alcanzado en el diálogo con el Gobierno.