Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 76,3% de los suizos rechazan en referéndum elevar el salario mínimo

El 76,3 por ciento de los votantes suizos han rechazado en referéndum elevar el salario mínimo hasta los 18 euros la hora, es decir, unos 3.270 euros mensuales, según los resultados oficiales, tal y como ha publicado el diario suizo 'Tribune de Genève'.

La iniciativa fue planteada por la Federación Sindical Suiza (SGB), uno de cuyos miembros, Giorgio Tuti, ha expresado ya su decepción por el resultado, ya que el rechazo a la propuesta es aún mayor de lo pronosticado por las encuestas.
Desde la oposición a la propuesta, las organizaciones patronales argumentan que una subida del salario mínimo restaría competitividad a Suiza y provocaría reducciones de plantilla.
Actualmente un trabajador con un sueldo mínimo en Suiza estaría ganando el doble que un británico. A pesar de esto, las autoridades suizas estiman que aproximadamente uno de cada diez trabajadores tienen dificultades para pagar la el alquiler de su vivienda aunque trabajen a tiempo completo, debido al alto coste de la vida en el país. El sueldo medio por hora en Suiza es de 33 francos suizos (27 euros).
Según las estadísticas oficiales, de las 339.000 personas que actualmente cobran por debajo de ese salario mínimo, se estima que dos de cada tres son mujeres y la mayoría trabajan en la venta al por menor, hoteles o servicios personales.
Según la Organización Internacional del Trabajo, el salario mínimo debe estar entre el 30 y el 60 por ciento del salario medio del país. Con esta propuesta el sueldo mínimo de Suiza se situaría en el 60% del sueldo medio, mientras que en Estados Unidos es un 40% y en Inglaterra un 50 por ciento del sueldo medio.
Otra de las propuestas rechazadas durante la jornada ha sido la relativa a la compra de 22 cazas Saab Gripen suecos por unos 3.100 millones de francos suizos (unos 2.500 millones de euros), a la que se ha opuesto un 53,4 por ciento de los votantes.
Por otra parte, han salido adelante una iniciativa para prohibir a los pedófilos acceder a puestos de trabajo en los que se deba tratar con niños, con el 63,5 por ciento, y otra para incluir en la Constitución un artículo sobre el derecho a la atención médica básica, con el 88 por ciento.