Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China protesta por la visita del primer ministro de Japón a un santuario bélico

El Gobierno de China ha anunciado que protestará formalmente ante Japón por la visita del primer ministro nipón, Shinzo Abe, al santuario bélico de Yasukuni, ubicado en Tokio.  Abe, ha defendió su comportamiento y ha asegurado lamentar no haberlo hecho antes durante su mandato, según ha informado la cadena de televisión pública japonesa, NHK.

El primer ministro de Japón ha indicado que es "natural" que el líder de la nación "rece por las almas de los que lucharon y murieron por su nación". La visita de Abe es la primera que realiza un primer ministro durante su mandato desde Junichiro Koizumi, quien ocupó el cargo entre 2001 y 2006.
La visita ha sido criticada inmediatamente por el ministro de Exteriores de China, Qin Gang, quien ha solicitado al Gobierno japonés que "mantenga su promesa de reflexionar sobre su historia de agresiones".
Además ha adelantado que protestarán formalmente ante Japón por la visita de Abe a un lugar dónde se rinde homenaje a los criminales de guerra durante la invasión nipona a China.
"Pedimos solemnemente a Japón que se ciña a su compromiso de reflexionar sobre su historia de agresiones, tomar medidas para corregir sus errores, eliminar los efectos adversos y tomar medidas concretas para ganarse la confianza de sus vecinos asiáticos y la comunidad internacional", ha manifestado.
Yasukuni es motivo de continuas tensiones entre Japón y sus vecinos regionales porque se erigió para honrar la memoria de los combatientes japoneses fallecidos durante los conflictos armados del siglo XX, incluidos catorce criminales de la Segunda Guerra Mundial.
El último incidente diplomático en torno al santuario bélico tuvo lugar el pasado mes de agosto, cuando Abe tenía previsto visitar Yasukuni para conmemorar el 68º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. Finalmente lo canceló, aunque envió a dos miembros de su Gobierno para realizar una ofrenda floral a título personal.
El pasado mes de abril, Japón ya desató un conflicto diplomático con China y con Corea del Sur cuando tres legisladores del gobernante Partido Democrático Liberal (PDL) acudieron a Yasukuni y realizaron una ofrenda floral en nombre de Abe, también a título personal.