Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro francés insta a los socialistas a estar "a la altura"

El primer ministro de Francia, Bernard Cazeneuve, ha instado al Partido Socialista a estar "a la altura del momento" y ser fiel a sus valores de cara a las elecciones parlamentarias de junio, en la medida en que considera que "la brecha izquierda-derecha existe".
Los candidatos socialistas para los próximos comicios han mantenido este martes un encuentro marcado por la espantada de Manuel Valls, que ha anunciado su incorporación al movimiento del presidente electo francés, Emmanuel Macron. El antiguo jefe de Gobierno se presentará como candidato de La República en Marcha.
"Debemos estar a la altura del momento y no caer en divisiones que nos llevarían a hablar de nosotros mismos", ha dicho Cazeneuve a la salida de la reunión, sin aludir directamente a su predecesor como primer ministro. En este sentido, ha apelado a la "autenticidad" de los valores socialistas y ha recalcado la voluntad de su partido, "sin ambigüedad", para que el próximo lustro mejore la vida de los franceses.
Cazeneuve ha advertido de que "la brecha izquierda-derecha existe", en contra del mensaje que ha defendido durante la campaña Macron, que ha sido capaz de pescar votos precisamente entre los simpatizantes socialistas y conservadores. El éxito del líder de ¡En Marcha! pasó factura al candidato oficial socialista, Benoît Hamon, relegado a la quinta plaza en primera vuelta.
El primer secretario del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadélis, ha informado en Twitter de la aprobación de una guía para las legislativas con la que la formación quiere venderse como "una izquierda constructiva y vigilante". Medios franceses han asegurado que esta 'hoja de ruta' deja de lado alguna de las propuestas más radicales de Hamon.