Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barack Obama pasea por una calle de Washington

El presidente de Estados Unidos decide sentirse como un ciudadano cualquiera paseando por las calles de Washington. Rodeado por los servicios secretos, camina desde la Casa Blanca hasta el Ministerio del Interior. "Es bueno estar fuera. El oso está suelto", bromea Obama. Va saludando a los sorprendidos transeúntes, algunos son turistas. Uno de ellos le dice que es su cumpleaños y el presidente de Estados Unidos le felicita. De muy buen humor sigue su camino. Habitualmente se desplaza en vehículo blindado, por lo que no es común verle paseando así. Aunque él ha confesado que es una de las cosas que más echa de menos.