Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente y el primer ministro afgano condenan "el cobarde ataque" contra cinco médicas en Kandahar

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha condenado el último atentado registrado en la provincia de Kandahar y ha asegurado que el asesinato de civiles, particularmente de mujeres, no está justificado bajo ninguna ley y ha asegurado que es una señal de la bajeza de los enemigos de Afganistán.
En un comunicado que recoge la agencia Pajhwok, Ghani ha mostrado su profunda conmoción por el accidente y lo ha descrito como un acto brutal de los enemigos de Afganistán.
Ghani ha asegurado que atentados como el de Kandahar no tienen lugar en ninguna religión y ha afirmado que los agresores van contra los valores islámicos.
En la misma línea, el primer ministro, Abdulá Abdulá, ha condenado en un mensaje en la red social Twitter la cobardía del ataque contra unas mujeres inocentes.
"Esto no es Islam. Esto no es algo que nos enseñen en nuestra cultura, un afgano nunca abriría fuego contra una mujer", ha señalado.
Cinco médicas y el conductor del hospital militar del aeropuerto de Kandahar, murieron este sábado a primera hora en un ataque armado perpetrado por un grupo de hombres que abrieron fuego contra el vehículo, que transportaba a cinco médicas hacia el hospital para comenzar su jornada laboral.