Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la comisión electoral de Gambia pide a Jamé que abandone el cargo

El presidente de la comisión electoral de Gambia, Alieu Momar Njai, ha expresado este martes su deseo de que el presidente del país, Yahya Jamé, abandone el cargo, después de negarse a conceder su derrota en los comicios.
"Esperamos y rezamos para que (Jamé) acepte los consejos (de los mediadores internacionales) y abandone el cargo", ha dicho, en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC.
Las declaraciones de Njai han tenido lugar horas después de que el Ejército entrara en la sede de la Comisión Electoral Independiente, dándole instrucciones para que se marchara.
Posteriormente, el partido gubernamental, el APRC, impugnó ante el Tribunal Supremo el resultado oficial de las presidenciales, que concede la victoria al candidato opositor, Adama Barrow.
La Comisión Electoral de Gambia declaró el triunfo del líder opositor en las elecciones celebradas el pasado 1 de diciembre por 227.708 votos (un 43 por ciento) frente a los 208.487 sufragios (un 40 por ciento) conseguidos por Jamé.
Aunque en un principio reconoció su derrota electoral e incluso se ofreció a ayudar a Barrow con la transición, un día después se retractó y rechazó los resultados oficiales "en su totalidad" porque las pesquisas de su equipo han revelado "errores inaceptables".
La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), por su parte, ha enviado a Gambia una delegación encabezada por la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, para convencer a Jamé de que admita la victoria de Barrow.
Pese a ello, el presidente de la comisión del organismo, Marcel de Souza, resaltó el lunes que una intervención militar en Gambia es "posible", si bien agregó que la prioridad es la vía diplomática.
El triunfo de Barrow ha generado grandes expectativas dentro y fuera de Gambia. El líder opositor había prometido devolver al país al Tribunal Penal Internacional (TPI) y a la Commonwealth y la Justicia se había aventurado a liberar a varios presos políticos.