Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Serbia pide "perdón" de rodillas por la matanza de Srebrenica

Tomislav Nikolic, presidente serbiocuatro.com

El presidente de Serbia, Tomislav Nikolic, ha pedido públicamente "perdón" a los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina por los crímenes cometidos por "particulares" serbios durante la guerra de 1992-1995 y, más concretamente, en la localidad de Srebrenica.

"Aquí y ahora, pido perdón de rodillas", ha declarado Nikolic a la cadena de televisión bosnia BHT TV. "Pido perdón para Serbia por los crímenes de Srebrenica y pido perdón por los crímenes cometidos por cualquier particular en nombre de nuestro Estado y de nuestro pueblo", ha añadido en la entrevista, adelantada este jueves por la edición digital de la cadena y que será emitida en su integridad el próximo 7 de mayo.
Alrededor de 8.000 varones bosniacos musulmanes de todas las edades fueron asesinados en julio de 1995 en el enclave de Srebrenica por las fuerzas del entonces jefe militar de la entidad serbia de Bosnia, el general Ratko Mladic --en poder del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia desde 2011--, a pocos meses del final de la guerra y ante la inoperancia del contingente holandés de la ONU.
No obstante, Nikolic --quien ha anunciado en la entrevista que próximamente visitará Srebrenica-- ha matizado sus declaraciones afirmando que todavía queda por demostrar que la matanza de julio de 1995 haya sido un genocidio y ha afirmado, al respecto, que "todo" lo que sucedió en las guerras de la antigua Yugoslavia tuvo las características propias de un genocidio.
Dos de los tres miembros de la Presidencia conjunta de Bosnia y Herzegovina, el serbio Nebojsa Radmanovic y el bosniaco musulmán Bakir Izetbegovic, visitaron oficialmente la semana pasada Belgrado, donde coincidieron con Nikolic en la necesidad de superar las diferencias y malentendidos y de evitar la repetición de los acontecimientos de los años noventa.
El tercer miembro de la Presidencia bosnia, el croata Zeljko Komsic, se negó a formar parte de la delegación, según ha precisado este jueves la edición digital de la radio independiente serbia B92.