Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Portugal veta un decreto que facilitaba información de cuentas bancarias

El presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, ha vetado este viernes un decreto aprobado por el Gobierno y que obligaba a los bancos a comunicar a la Autoridad Tributaria lusa la información de todas las cuentas con un saldo superior a los 50.000 euros.
Rebelo de Sousa ha considerado injustificado este acceso automático a la información, toda vez que no es necesario que exista ningún indicio delictivo. "El cambio legal no estuvo precedido del indispensable y profundo debate público", ha explicado el presidente, en un comunicado en el que también ha cuestionado el encaje de la ley en el marco europeo.
Rebelo de Sousa ha advertido, además, de que la nueva normativa llega en un momento "políticamente inoportuno". En este sentido, ha apelado a la necesidad de trabajar en aras de la consolidación del sector bancario y de la recuperación de la confianza inversora.
Con este veto, el jefe de Estado de Portugal rompe su hasta ahora coexistencia pacífica con el Gobierno, liderado por el socialista António Costa. Los dos vetos anteriores del presidente fueron dirigidos contra leyes aprobadas por la Asamblea.