Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la cumbre del clima de Marrakech aplaude la entrada en vigor de los Acuerdos de París

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de Marruecos y presidente de la próxima Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático (COP22), Salaheddine Mezuar, y la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, han aplaudido la entrada en vigor de los Acuerdos de París sobre el cambio climático.
En un comunicado conjunto difundido este viernes, ambos han señalado que "la humanidad recordará este 4 de noviembre de 2016 como el día en que los países levantaron una barrera ante los inevitables desastres del cambio climático", pero también "como el día en que comenzaron con determinación a caminar hacia un futuro sostenible".
Este viernes ha entrado en vigor el acuerdo, un mes después de que el 55 por ciento de los países que representan el 55 por ciento de las emisiones ratificara el texto.
Mezuar y Espinosa han señalado que este acuerdo ha sido "resultado de la negociación climática internacional más compleja, profunda y de mayor importancia realizada nunca".
Asimismo, han señalado que el hecho de que el acuerdo haya entrado en vigor tan rápido "es una señal política clara del compromiso de todas las naciones del mundo para actuar con decisión frente al cambio climático".
De cara a la nueva cumbre del clima (COP22), que se celebra desde la próxima semana en Marrakech, han indicado que este escenario se convierte en un "nuevo comienzo para la comunidad internacional" y han señalado que será allí donde, el próximo 15 de noviembre, "se celebre la primera reunión del órgano de gobierno del Acuerdo de París, la CMA".
Si bien ha reiterado que se trata de un "momento para celebrar", ha tratado de evitar la autocomplacencia y ha señalado que es necesario analizar "con seriedad y una voluntad renovada" el trabajo que aún tienen por delante.
"En poco tiempo, y en cualquier caso en los próximos 15 años, tienen que producirse reducciones sin precedentes de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como esfuerzos inéditos para construir sociedades resilientes ante los efectos, cada vez mayores, del cambio climático", han afirmado.
Así, han instado a acelerar estos avances ya que "el tiempo apremia frente al aumento continuado de las emisiones causantes del cambio climático y de sus impactos".
"La conferencia de Marrakech debe tener este dato muy presente, como su principal fuente de preocupación y aliciente de la voluntad común de actuar", han indicado.